martes, 5 de diciembre de 2017

CONGRESO TAWA´IF HISTORIA Y ARQUEOLOGIA DE LOS REINOS DE TAIFAS



CONGRESO “TAWA´IF
HISTORIA Y ARQUEOLOGIA DE LOS REINOS DE TAIFAS"

Celebrado en Granada del 22 al 25 de Noviembre de 20717 en la sede de la Fundación Euroarabe de Altos Estudios.

Por Elisa Simon




Esta experiencia comenzó el 21 de noviembre  a las 10:00, hora en que llegué a Granada. Un día espléndido y cálido me dio la bienvenida a la ciudad zirí. Aquí me siento muy cómoda. Ya no sé cuántas veces visité esta ciudad.  Me dejé llevar por las hermosas calles del centro y del Realejo, para luego encaminarme hacia el “paseo de los Tristes”. Los árboles aún frondosos, mostraban sus hojas amarillas, pardas y rojas, que se resistían a caer de las ramas, mientras que otras iban cubriendo el suelo granadino, como un manto color marrón.

El brillo suave del sol de otoño se reflejaba en las escasas aguas del Darro. ¡Ay, cuánto nos podría contar este río! Pensando en el Congreso que comenzaba al día siguiente, me adentré, una vez más, en el hammam al-Yawza en el arrabal zirí de Ajsaris. Despacio, disfruté en silencio y a solas de este baño tan hermoso y bien conservado. 

Había llegado la hora del almuerzo. Puntual apareció mi amigo José María y me llevó a un lindo bar de la calle Elvira. Charlamos mientras comimos unas ricas tapas de la cocina mediterránea. Como sobremesa dimos un paseo por el Albaycín, mientras José María me contaba por dónde discurría la muralla zirí y el curso de la acequia de Axares, cuyos ramales permitían el cultivo de los huertos que ocupaban la parte baja de la ladera hasta el río.

Nuestros pasos nos llevaron hasta la tetería del Bañuelo, una antigua casa, reformada en estilo rústico con mobiliario marroquí, donde degustamos un rico té moruno con pastelitos. Esta acogedora tetería mantiene las habitaciones de la casa, su amplia terraza se asoma a la Alhambra,  con una vista que quita el aire.  
Este primer día finalizó temprano. Me debía preparar para el inicio del Congreso a la mañana siguiente.

A las 09:30h llegué a la Fundación Euroárabe, situada en la calle san Jerónimo, donde fui recibida con una sonrisa, me entregaron la acreditación y entré en el patio cubierto con una hermosa y moderna cúpula acristalada.  Enseguida me topé con Bilal, el coordinador y organizador de este Congreso. Bilal Sarr es un joven profesor  de la Universidad de Granada y doctorado en Historia Medieval. Nos saludamos con alegría y charlamos sólo unos minutos, ya que él estaba muy solicitado.


Profesor Bilal Sarr 
Accedí a la sala de conferencias, muy acogedora, elegí un asiento y con puntualidad se inauguró el Congreso. Nos dieron la bienvenida María Ángeles Navarro, de la cátedra “al-Babtain” de la Universidad de Granada. Inmaculada Marrero Rocha, secretaria ejecutiva de la Fundación Euroárabe nos dio la bienvenida en nombre de la Fundación Euroárabe y elogió el dinamismo y energía del profesor Bilal Sarr como coordinador de este Congreso. El profesor Fernando Cornet Sanchez del Águila, en representación de la Universidad de Granada, contó que en sus tiempos, dentro del plan de Estudios oficial en los colegios e Institutos no se contemplaba el aprendizaje de historia y cultura de al-Andalus, sino más bien se obviaba. Tomó la palabra Bilal Sarr, quien explicó, con voz firme, el motivo que lo llevó a la realización de este Congreso, indicando que los reinos de taifas y el siglo XI andalusí ha sido una materia poco estudiada y profundizada por los investigadores y especialistas, frente a otros períodos de la vasta historia de al-Andalus. Haciendo referencia a Granada, indicó que la dinastía zirí había quedado algo rezagada frente a la nazarí y que lejos de considerar el siglo de las taifas como un momento histórico decadente e irrelevante, Sarr defendió la riqueza cultural y científica, la diversidad de los reinos y los hechos acaecidos en cada una de ellas, como fundamental dentro de la historia andalusí. De ahí que el profesor Sarr hiciera el esfuerzo de reunir para este Congreso al mayor número de especialistas, procedentes de todos los rincones de la Península ibérica. Su intención era que hubiera una pluralidad y se fomentara el mayor y mejor contacto entre ellos, para arrojar luz a un siglo que se merece más atención, difusión y estudios.


mesa de inauguración del Congreso en la Fundación Euroarabe

Con este espíritu comenzó la primera sesión de ponencias de este Congreso, que me pareció muy completo, ya que a lo largo de dos jornadas y media, intensivas, se celebraron 19 ponencias y 6 comunicaciones. La temática abarcó las diversas fuentes tanto escritas como materiales para ahondar en el estudio de los reinos de taifas. Los expertos e investigadores de primer orden, doctores en Historia Medieval, cultura literaria, arqueólogos, especialistas en epigrafía, cerámica, numismática, así como un experto en la comunidad judía de Granada, se afanaron en exponer sus puntos de vista, actualizar las investigaciones, mostrar sus trabajos realizados para abrir un espacio de debate e intercambio de conocimiento dentro del marco académico.

Los que asistimos a este Congreso hemos tenido la oportunidad de conocer en profundidad la historia de los reinos de taifas, desde la arqueología y la cultura material y abrirnos así nuevos caminos para seguir aprendiendo acerca de este período. A nivel personal,  me sirvió para disfrutar de un tema que me fascina, tuve el placer de conocer a los profesores, arqueólogos e investigadores, que tanto he leído y consultado en sus  artículos y libros tan interesantes y esclarecedores. 

Durante este Congreso realicé un viaje imaginario a lo largo y ancho de la geografía de al-Andalus. Para poder emprender este camino, debía llenar “mi maleta” con las fuentes escritas para el estudio de los reinos de taifas, gracias a la ponencia magnífica del profesor Felipe Maíllo Salgado de la Universidad de Salamanca. Historiadores, cronistas, geógrafos y literatos que narraron la historia y de donde nosotros debemos beber para estudiarla en profundidad. También fue necesario incluir en la maleta de viaje la información aportada por las fuentes materiales, no sólo referida a las cerámicas, sino la epigrafía y la numismática, fuentes que nos pueden aclarar y mucho aspectos determinados de los reyes y sus reinos. 

Desde Francia, vino el profesor de la Universidad de Orleans, Sébastien Gasc, quien ofreció la conferencia titulada “La numismática como fuente para el estudio de las taifas”. A continuación me dejó fascinada la profesora de la Universidad de Málaga, experta en epigrafía María Antonia Martínez Núñez. 




Profesores Sébastien Gasc, Felipe Maíllo Salgado y María Antonia Martínez Núñez 
Ella profundizó de forma amena “la epigrafía de taifas”. Finalmente, había que guardar en “mi maleta” la inmensa aportación que está ofreciendo la arqueología científica e investigadora, cuyos resultados han provocado que se tuviera que reescribir parte de la historia. El arte y su historia también era un factor fundamental para llevar en mi viaje, para ello el investigador del CSIC-LAAC el profesor Juan Antonio García Granados, me hizo ampliar mi visión a la hora de ver los zócalos pintados de las albercas, patios, paredes en el sigo XI. Hay que verlo todo en perspectiva.

El punto de partida de este viaje con maleta en mano fue Garb al-Andalus, donde me pude adentrar a través de la arqueóloga Susana Gómez en la bella Mértola junto al Guadiana, Silves junto al Arade, donde el adolescente al-Mu´tamid vivió y gozó su época dorada. Me hizo mucha ilusión escuchar a Susana Gómez de la Universidad del Algarve y a la que conocía por sus artículos y catálogos, relacionados con el Campo Arqueológico de Mértola. 


Susana Gómez arqueóloga y profesor Alejandro García Sanjuan, y Bilal Sarr
Ella nos fue mostrando piezas cerámicas del ajuar diario de la gente de la zona. Las comunicaciones de José Rui Ribeiro dos Santos de la Universidad de Évora me llevó a conocer el poblamiento y cultura material del eje Alcácer do Sal y Mérida durante la taifa de Badajoz, donde gobernaron los aftasíes. María de Fátima Palma de la Universidad de Granada, hizo un recorrido por la ciudad y el territorio en la taifa de Mértola. Muchas de estas taifas terminaron siendo absorbidas por la política expansiva de los banu ´Abbad de Sevilla. Para finalizar el estudio de gharb al-Andalus ofreció el profesor Alejandro García Sanjuán de la Universidad de Huelva, una ponencia muy didáctica “la taifa bakrí de Huelva-Saltés”, taifa que fue anexionada a la de Sevilla.



Pilar Lafuente y Magdalena Valor Piechotta, ambas de Sevilla
Siguiendo la conferencia de la profesora de la Universidad de Sevilla, Magdalena Valor Piechotta, me pude imaginar a través de planos, mapas y fotos cómo era Sevilla en tiempos de los ´abbadíes. El cauce de su río y sus arroyos, que abrazaban una pequeña medina, con sus arrabales y el fructífero ax-Xaraf. Descubrí que Ishbiliya abbadí está ahí … “escondida” parte enterrada y parte embutida en edificaciones posteriores. La investigadora de Sevilla Pilar Lafuente me acercó a la vajilla de lujo, con que se adornaban las fastuosas mesas en el palacio ´abbadí.   

investigadora Pilar Lafuente y profesora Magdalena Valor Piechotta 
El viaje por los reinos de taifas prosiguió hacia Sharq al-Andalus de la mano de los arqueólogos Rafael Azuar Ruiz del Museo Arqueológico de Alicante y el arqueólogo Josep Gisbert Santonja del Museo Arqueológico de Denia. Gracias a sus dinámicas ponencias pude conocer y casi caminar por madinat Daniya. Su puerto, las atarazanas, su alcazaba, los astilleros. Aprendí la importancia que tuvo Denia en el marco de las rutas comerciales por el mar Mediterráneo, cuyas naves iban cargadas no sólo de bellos tejidos y cerámicas de lujo sino también de diplomacia. El Sr. Gisbert nos mostró las “cerámicas importadas de Kairuán y su entorno en Madinat Daniya”. Recordé, con cariño, al poeta de Denia apodado “hijo de la lechera” Ibn al-Labbana, del cual se conservan tan hermosos y sentidos versos. 




arqueólogos Rafael Azuar Ruiz y Josep Gilbert Santonja 

Los siguientes ponentes me llevaron hacia el norte, la Marca Media de al-Andalus. Estas taifas, fronterizas con los reinos cristianos, las conformaban entre otras Toledo, Zaragoza y Albarracín. Para ello expusieron su comunicación Jorge De Juan Ares y Nadine Schibille “La ciudad de Vascos y el vidrio en la taifa de Toledo”. El profesor de la Universidad de Castilla La Mancha Ricardo Izquierdo Benito, nos habló de la “La taifa de Toledo” cuyo soberano más sobresaliente fue al-Ma´mun, cuyo palacio o más bien restos del mismo, están a punto de ser mostrados al público en el interior del Museo arqueológico de la ciudad. Al-Ma´mun tenía una corte más científica que literaria, donde el gran Azarquiel construyó una clepsidra en el jardín botánico de su almunya y le dedicó un astrolabio.


profesor Antonio Malpica Cuello y Ricardo Izquierdo Benito 
Aránzazu Mendívil Uceda de la Universidad de Zaragoza con la comunicación “madinat Saraqusta a través de la arqueología: materiales de la excavación del Teatro romano de Zaragoza. Madinat Saraqusta, donde los Banu Hud gozaron de una corte espléndida, entre los muros del palacio “de la Alegría” de al-Muqtadir, actual palacio de al Aljafería. La taifa de los Banu Razín de Albarracín fue la conferencia del profesor de la Universidad de Zaragoza Julián Ortega Ortega quedando así completado el recorrido por la Marca Media.

Regresé hacia el sur de al-Andalus, donde Antonio José Ordóñez Frías de la Universidad de Granada nos ofreció su comunicación titulada “La formación de nuevas entidades poblacionales durante el siglo XI en el valle del río Grande. Ya había llegado a la taifa de Málaga, donde la arqueóloga Carmen Íñiguez (CIS Arqueología) me dio a conocer los detalles de su imponente Alcazaba. Fui consciente de la importancia de la dinastía hammudí dentro del marco de los reinos de taifas, que gobernaron esta región a pesar de no gozar de la simpatía de la población. Una vez que los hammudíes retornaron al Magreb, esta taifa prosiguió su historia bajo la dinastía zirí, pasando a formar parte de la poderosa taifa de Habus y Badis, abarcando las regiones de Málaga y Granada.


arqueóloga Carmen Íñiguez 

Una de las características de las capitales de los reinos de taifas son las fortalezas, alcázares y alcazabas, cuya terminología en árabe sigue siendo un tema de debate entre los académicos. Para hablarnos de estas alcazabas, ofrecieron sus ponencias Julio Navarro Palazón y Pedro Jiménez ambos miembros e investigadores de LAAC-CSIC Granada. Ellos realizaron un recorrido por las diversas alcazabas y palacios en el siglo XI, haciendo una diferencia entre aquellas situadas en altura y aquellas situadas en llano y en la ciudad. Indicaron la importancia de la multifuncionalidad de estas fortalezas andalusíes, función residencial, administrativo, militar y símbolo el poder, entre otras, siempre al servicio de los soberanos taifas. 


profesores Pedro Jiménez Castillo, Juan Antonio García Granados y Julio Navarro Palazón 

La comunicación de María Marcos Cobaleda de la Universidad de Lisboa, hizo referencia a los Almorávides. Sus orígenes, dónde y cómo germinó y se desarrolló, los motivos que los trajeron a al-Andalus y cómo y por qué derrocaron a los reyes de taifas.

Como apreciación personal, me pareció fascinante sentir el cariño, que los arqueólogos, Josep Gisbert o Susana Gómez, mostraron por las cerámicas. Es increíble la capacidad de algunos investigadores, como Pilar Lafuente, de hacer hablar a los fragmentos cerámicos, que  por muy pequeños que sean. Ellos mostraron su sensibilidad a la hora de explicar la textura, las pastas, los trazos y los dibujos, las técnicas cómo aquellos alfareros dieron forma a las vasijas del ajuar diario y  cómo  embellecieron hasta lo más sublime aquellas destinadas a la élite.


Susana Gómez y Julián Ortega Ortega 

Me llamó la atención que algunos arqueólogos se lamentaran de no poder excavar donde quieren o saben que pueden existir vestigios andalusíes, sino que sus intervenciones están limitadas a los estudios y puesta en valor de terrenos o lugares donde se va a construir con posterioridad. A pesar de ello, es emocionante escuchar cómo han encontrado una puerta, un muro o parte de él, una torre o fragmento de ella, restos de una acequia y cómo estos hallazgos van indicando al arqueólogo el camino de la historia.

El ambiente de este Congreso me pareció distendido, lo que yo pude ver y sentir, es que estos especialistas en las diversas ramas de investigación, se buscaban para charlar, se interesaban por sus respectivos trabajos publicados, algunos eran viejos amigos, otros habían sido alumno y profesor. 


Rafael Azuar Ruiz, Magdalena Valor Piechotta, Juan Antonio García Granados y Julio Navarro Palazón

La mañana del día 25, el Congreso se celebró en el Palacio de Carlos V del recinto de la Alhambra. Mientras el minibús C3 ascendía por aquellas calles sinuosas y empinadas, iba disfrutando de cada esquina, después de pasar el mítico hotel Alhambra Palace,  llegué al acceso del recinto nazarí. Fui caminando escuchando el sonido del agua, el trinar de los pájaros, sentí en mi rostro los suaves rayos del sol de la mañana atravesando el bosque de la Alhambra. Así de feliz llegué  al palacio de Carlos V, con la bella puerta del vino al fondo, la explanada de la Alcazaba hacia un lado y la calle Real hacia el otro. Busqué un asiento en la sala de conferencias y pronto se inició el último trecho de este maravilloso viaje… Granada. Todo comenzó en madinat Ilbira, el profesor de la Universidad de Granada, Antonio Malpica Cuello, nos contó los entresijos del yacimiento de Ilbira, el establecimiento de Zawi, fundador de la dinastía zirí, en aquella ciudad y los motivos que lo llevaron a trasladarse a Garnata.


profesores Bilal Sarr, Jesús Bermúdez López y Antonio Malpica Cuello 

Una vez que la población de Ilbira y los dirigentes ziríes  se asentaron en Granda, se inició el período taifa en Granada. Bilal Sarr de la Universidad de Granada nos mostró de forma magistral esa madinat Garnata zirí,  que los sucesores de Zawi embellecieron y expandieron, dando forma a lo largo del siglo XI a una ciudad bien defendida, con dos alcazabas, mezquita aljama, opulentos zocos, una medina repleta de aljibes, que cubrían las necesidades básicas de sus habitantes, gracias a la generosa fuente de Aynadamar. Una ciudad abrazada por dos ríos Darro y Genil, con acequias que convirtieron la tierra en abundancia. La Alhambra zirí, la pude conocer bien gracias a la ponencia del profesor Carlos Vílchez Vílchez (LAAC-CSIC, Granada), que con planos e imágenes nos enseñó incluso lugares donde no hay acceso.


profesores María Antonia Martínez Núñez, Carlos Vílchez Vílchez y Jesús Bermúdez López 
La profesora Celia del Moral de la Universidad de Granada, nos ofreció su punto de vista del panorama cultural en el período taifa de la Granada zirí. Una ciudad donde coexistió una minoría judía, para ello el profesor José Martínez Delgado de la Universidad de Granada, hizo un recorrido por la judería y los diversos personajes ilustres de la comunidad judía de Granada. Hizo hincapié, en el esplendor de los judíos granadinos bajo los Ibn Nagrella, que dieron brillo a la cultura literaria y poética de la taifa granadina.



profesor José Martínez Delgado 



profesores Carlos Vílchez Vílchez, Celia del Moral, Jesús Bermúdez López y Bilal Sarr 

Cuando el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano  dio por clausurado el Congreso, sentí una mezcla de nervios porque ya había acabado y de inmensa alegría por haber podido asistir, por haber sido testigo de estas ponencias, por haber tenido la oportunidad de conocer a personas entrañables, por haber podido aprender, por haber disfrutado de la ciudad de Granada …. 


Antonio Malpica Cuello, Reynaldo Fernández Manzano, Bilal Sarr 


foto grupal de la visita nocturna a la Alhambra guiados por Puerta Vilchez



















domingo, 12 de noviembre de 2017

CONGRESO "PAISAJES DEL PODER" Córdoba y las fincas omeyas


CONGRESO INTERNACIONAL "PAISAJES DEL PODER, CÓRDOBA Y LAS FINCAS OMEYAS (SS. VIII - XI) 

Lugar: Casa Árabe, Córdoba 

Fecha: del 2 al 4 de Noviembre 2017 

Congreso Internacional organizado por la Escuela de Estudios Árabes de Granada y Casa ´Arabe con la colaboración de la Fundación Euroárabe, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y la Fundación Legado Andalus. 

La dirección de este congreso corrió a cargo de los Doctores D. Julio Navarro Palazón y D. Rafael Blanco Guzmán. 

Este congreso está enmarcado dentro del ciclo "Las fincas de las élites en el Occidente musulmán y Sicilia: poder, producción y placer", siendo éste el primero de tres congresos que se celebrarán entre el 2017 y 2018 en las ciudades de Murcia y Granada. 

Este ciclo de congresos está promovido por el proyecto I+D+i "Almunias del Occidente islámico: arquitectura, arqueología y fuentes documentales" y la Unidad Asociada UGR-CSIC "Patrimonio cultural árabe e islámico". 



Este artículo es un breve relato personal, de mi asistencia a este Congreso Internacional. 

Por Elisa Simon 

Para asistir a este Congreso busqué un alojamiento lo más cerca posible de Casa Árabe, con la intención de evitar caminatas. Como empezaba el día 2, muy temprano, decidí viajar a Córdoba el día anterior. 
desde el balcón del hotel - Córdoba
Así, pude aprovechar para pasear y disfrutar de esta hermosa ciudad. Visité la Iglesia de Santiago y la de San Lorenzo, en cuyo interior se encuentran hermosos alminares emirales.  


alminar emiral en el interior de la Iglesia de San Lorenzo 

alminar emiral en el interior de la Iglesia de Santiago 
Caminé, con tranquilidad, por calles estrechas, alejadas de la zona turística, descubriendo íntimos y hermosos rincones. 





Así fue cayendo la tarde, cubriendo el cielo de Córdoba con un manto azul violáceo. Regresando al hotel, entré en el patio de la Mezquita, me senté un rato y disfruté del entorno. Naranjos, cipreses y palmeras se alzaban en el bellísimo patio de abluciones de la antigua mezquita de los Omeyas, que se fue iluminando con una tenue luz. Desde donde estaba sentada, podía ver la lápida fundacional de los tiempos del emir abd ar-Rahman I, escuchaba el sonido del agua de la fuente y de pronto se presentó la luna casi llena en el cielo. Me sentí afortunada y agradecida de poder estar ahí en ese momento. 



A la mañana siguiente, la ciudad aún no había despertado, cuando estaba buscando un lugar donde tomar un café, finalmente lo encontré en la calle que lleva a la plaza de las Tendillas. Me senté afuera, no hacía mucho frío, me gustó el ambiente viendo los jóvenes encaminarse a las clases, repartidores haciendo su trabajo, hombres mayores paseando con el periódico bajo el brazo, otros paseando lindos perros, y así disfruté de mi tostada con café. 
A las 08:30h me presenté, llena de ilusión, en Casa Árabe, situada en un adarve, la antigua calle del Tesorero, muy cerca de la famosa calleja de las Flores, en el centro histórico. Se trata de una hermosa casa mudéjar en su origen del siglo XIV, con edificaciones de los siglos XV y XVI. 





Consta de tres patios y un torreón. Una gran puerta de doble hoja de madera, situada al final del adarve da acceso, atravesando un pasadizo, al patio que en su día albergaba la cuadra y zona de carruajes. En una esquina del mismo estaba dispuesta la mesa de recepción de los asistentes y donde me fueron entregada la acreditación. 



Entré a la sala de conferencias, elegí una de las 100 butacas cómodas con mesita plegable. Una pantalla grande sirvió a los ponentes para ilustrar su conferencia con imágenes. Al ratito entró Mariam, nos dimos un abrazo, charlamos y finalmente se sentó a mi lado. La sala se fue llenando, sobre las 9 de la mañana tuvo lugar el acto inaugural. Los ponentes ocupaban la primera fila. Después de las presentaciones y bienvenida, se abrió la serie de ponencias con D. Julio Navarro Palazón y D. Fidel Garrido y su conferencia titulada "una aproximación arqueológica a las fincas de las élites del Occidente musulmán" 


D. Julio Navarro, D. Fidel Garrido y D. Ricardo Córdoba
Dieciséis ponentes, especialistas y científicos en diversas áreas de investigación, como medievalistas, arqueólogos, filólogos, botánicos, agrónomos, arquitectos, historiadores del arte, aportaron a lo largo de dos jornadas completas e intensivas sus conocimientos y visión de la realidad de estas fincas omeyas periurbanas, como la almunia ar-Rusafa o al-Rummaniya. 

Nos pusieron al día de los últimos avances de sus respectivas investigaciones, sobre todo arqueológicos, arrojando luz y al mismo tiempo planteando nuevas preguntas acerca de estas fincas rurales andalusíes. Su emplazamiento, arquitectura, funciones, el abastecimiento de agua y su importancia para la producción y explotación agrícola, la vegetación, etc. 



Sra. Inmaculada Camarero - Universidad de Sevilla
La temática de las fincas de las élites se amplió tanto en el espacio abarcando al-Andalus, el Magreb y Oriente, así como en el tiempo, incluyendo la historia, evolución y vida de estas fincas periurbanas desde época romana hasta después de la conquista cristiana. 


D. José Ramirez - Universidad de Córdoba
Los filólogos aportaron, desde las fuentes árabes y cristianas, descripciones de estas almunias. Podemos conocer sus huertos y palacios, gracias a cronistas e historiadores como al-Maqqari o ibn Sa´id. Nos explicaron que los archivos, tratados, litigios, calendarios, Libro del Repartimiento, actas notariales, etc. son fuentes de suma importancia para la investigación en el desarrollo y evolución tanto de las propiedades de las élites como de las propias élites. Los poetas andalusíes también se inspiraron en estas fincas en las afueras de la ciudad para elogiar el poder del emir o califa.  


D. Rafael Clapés y D. Antonio Vallejo 
La arquitectura de las almunias fueron descritas y explicadas, los palacios y la finca completa, con sus sistema de ingeniería hidráulica, sus delimitaciones, la localización de las albercas, acequias, qanat. Tanto si estaban situadas en llano como en pendiente y las diferencias entre ellas.   


D. Felix Arnold, D. Alberto Montejo y D. José Roldán 
Los agrónomos y botánicos nos ilustraron acerca del tipo de vegetación, la cual era muy variada, según fuera la zona residencial, presentando más atención a la estética y la contemplación, mientras que la zona de huerta y de cultivo se enfocaba más a la explotación de productos de la huerta y cultivos de secano, como el olivo. Casi pudimos oler la fragancia del narciso y me imaginé los arbustos de granados adornando los arriates del jardín de la almunia. 


D. Rafael Blanco, D. Rafael Frochoso, D. Ricardo Córdoba y D. Alberto León
La primera jornada terminó con un cocktail de bienvenida en el patio más antiguo de Casa Árabe, con una hermosa fuente con bellos alicatados, rodeada de naranjos y un aljibe en la esquina. Mientras atardecía pude conocer a  gente y entablar conversaciones muy amenas y divertidas. Mariam y yo permanecimos juntas, en compañía de arabistas y profesores de la Universidad de Sevilla.



 Javier, de Casa Árabe, nos hizo de guía mostrando y explicando esta casa mudéjar, lo que hoy son salas de exposiciones, permanecen restos de yeserías mudéjar en los arcos de un ala de la casa. La planta superior dispone de hermosos frescos del siglo XV, en la actual sala de reuniones.



La mezcla de lo moderno y funcional con lo histórico, creo que va de la mano de la función de Casa Árabe, ya que entre sus objetivos está la difusión de la historia, cultura y arte de al-Andalus, que va mucho más allá de la Península. 

El congreso nos ofreció también una visita a los restos arqueológicos del Alcázar, llamado de los Reyes Cristianos. La cita fue a las 09:30h junto al puente romano. Allí nos congregamos, nos saludamos y nos dejamos guiar por el arqueólogo y Gerente de Urbanismo Juan F. Murillo y Alberto León de la Universidad de Córdoba. 




Ambos nos dieron una amplia descripción de Qurtuba, con la ayuda de una maqueta y un dibujo hipotético. Nos explicaron las dimensiones y localización del alcázar omeya.


detalle de la noria andalusí de Abulafia 
 Nos mostraron los restos romanos de una almazara en el interior del centro de recepción turístico. Con las primeras gotitas de lluvia, siempre necesaria, nos encaminamos hacia el Alcázar, pasando por la noria de Abulafia. 





El profesor León nos hizo hacer un ejercicio de visualización e imaginación para poder entender los restos arqueológicos romanos y andalusíes, donde aún hay trabajo por delante. Nos hizo identificar los restos romanos y almohades, muros y puertas, canalizaciones, habitáculos y cómo algunos sillares califales fueron reutilizados para la construcción de la fortaleza almohade, ampliandola con nuevos recintos y la construcción de la torre de la calahorra. 


D. Fidel Garrido, D. Julio Navarro, D. Rafael Blanco y D. José Ramirez 

Srta. Mariam García Mechbal y Sr. Inmaculada Camarero 

D. Pedro Jimenez, Sra. Catuxa Novo, Sra. María Jesús Viguera y D. José Tito 
En el acto de clausura corrió a cargo de la catedrática de la Universidad Complutense de Madrid, María Jesús Viguera, Pedro Jimenez, investigador y miembro del Consejos Superior de Investigaciones Científicas de la Escuela de Estudios Árabes de Granada - CSIC - LAAC - EEA, José Tito, botánico y profesor de la Universidad de Granad, departamento de Botánica y la Sra. Catuxa Novo, del área de gestión del Patronato de la Alhambra y Generalice. 


foto grupal de los ponentes, casi al completo ... 

El Congreso fue muy fructífero y además de los conocimientos adquiridos, me gustó el ambiente y las personas que he conocido y otras que he vuelto a ver. Así que, sólo puedo decir, que fue un inmenso placer y doy las gracias por haber podido disfrutarlo.